15 Cosas que hacer cuando ganas la lotería

Loteria millonaria

Imagínatelo: los números de lotería de esta noche aparecen en la pantalla del televisor, y uno por uno coinciden con los dígitos de tu columna de Euromillones. Tu emoción crece. El corazón te está latiendo con fuerza. La adrenalina se te dispara. Después de unos segundos de duda e incredulidad, te das cuenta de que te ha tocado, de que has dado el campanazo y de que, desde ese preciso instante, tu vida nunca será la misma.

¿Qué haces?

Mucho, en realidad.

Los estudios demuestran que los ganadores de la lotería probablemente terminen en bancarrota e infelices si no juegan bien sus cartas. Para evitar convertirse en un dato estadístico de la riqueza, considera estos consejos sobre cómo aprovechar al máximo tus ganancias sin desperdiciarlas por el camino.

1. Procesa tu victoria antes de reclamarla

Una vez que te calmes después del impacto inicial, querrás tener todo ese dinero en tus manos. No tan rápido, no te lances aún a la compra de un yate de lujo , despeja tu mente y ten claras tus ideas primero.

«Relájate, respira profundamente y toma decisiones responsables», aconseja el gerente de finanzas Nate Masterson. «La adquisición de una gran cantidad de dinero aumentará tu estrés, lo que a su vez conduce a una toma de decisiones deficiente. En la mayoría de los casos, los ganadores de lotería no tienen experiencia en el manejo de este tipo de dinero, por lo que es crucial buscar ayuda para la planificación financiera de un profesional capacitado «.

2. Contratar asesores competentes

Es posible que tengas experiencia en el manejo de sus ingresos regulares, pero cuando tu patrimonio neto se dispara, es un juego totalmente nuevo, y querrás tener algunos jugadores estratégicos en tu equipo.

«Lo mejor que alguien puede hacer si gana la lotería es identificar primero a un abogado, un contable y un asesor financiero acreditado», explica Dock David Treece, analista financiero.

«Es mejor tener a todos estos asesores en la misma sala juntos, de modo que puedan trabajar para estructurar las mejores estrategias para reclamar tu premio y la administración a largo plazo de dicho premio».

3. Intenta permanecer en el anonimato

Un juez dictaminó recientemente que una mujer misteriosa en New Hampshire podría permanecer en el anonimato, que no desaparecida, después de ganar el premio mayor de Powerball de $ 560 millones, porque su privacidad superaba el interés del público en conocer su identidad, pero tal vez ese no sea el caso siempre.

Haz que su abogado recién contratado investigue los requisitos para reclamar tu premio de lotería y elabora tu plan basándote en sus hallazgos. Si tienes que luchar para permanecer en el anonimato, hazlo. De lo contrario, tendrás a todas las personas que hayas conocido (y a algunas que no conozcas) llamando a tu puerta.

«Cuanta más gente sepa cuánto dinero has ganado, más solicitudes para verte puedes esperar», dice Julie Ramhold, analista de consumo de DealNews. «Además, dejar que todos sepan la suerte que tienes es colocarte una diana en la espalda. Estafadores, ladrones y, lo que es peor, podrían querer rastrearte para que tu suerte sea suya».

4. Aférrate a tu trabajo … por ahora

Muchos de nosotros soñamos con ganar la lotería sólo para poder tener nuestro momento de gloria y dimitir de un día paera otro. De hecho, según una encuesta reciente de TD Ameritrade a 1000 inversores el 48.1 por ciento limpiaría sus escritorios de inmediato.

Sin embargo, debes continuar con tu negocio como el otro 51.9 por ciento que dijo que seguirían trabajando, hasta que el cheque se liquide por lo menos. Ser demasiado apresurado puede volverse en tu contra, especialmente si aún no has sido declarado oficialmente el ganador.

5. Cobra el premio íntegro

Es preferible cobrar todo el importe de una vez, para no pasarse 30 años esperando como si fuese un sueldo o una hipoteca. Lo que es peor, si mueres antes de que terminen los pagos, tus herederos podrían quedarse con una fuerte factura de impuestos, ya que el gobierno esperará un impuesto sobre el patrimonio en el valor futuro total de los pagos restantes.

Recíbelo todo de una vez, aunque sea menos dinero que si lo dividieses en plazos, y podrás distribuirlo a voluntad como mejor te parezca.

6. Paga los impuestos sobre tus ganancias

Además de todos tus tíos, primos y parientes perdidos hace mucho tiempo que ahora de repente se acuerdan de ti, tendrás otro par de ojos en tu dinero: hacienda. La gente que maneja la lotería deducirá un importante porcentaje del premio y se lo dará al estado antes de que te entregue lo que es tuyo.

Es probable que tu buena fortuna te haya empujado hasta la categoría impositiva más alta y se ha de contribuir como buen ciudadano. Satisface dicha responsabilidad antes de que no puedas. Paga los impuestos de la lotería tan pronto como recibas la transferencia bancaria y siga adelante.

7. Paga todas tus deudas y otros movimientos de dinero inteligentemente

Antes de irte de compras, asegúrate de saldar todas tus deudas. Las tarjetas de crédito, los coches, los préstamos escolares y las hipotecas deben tener un saldo de cero si pueden pagarse. Literalmente, has ganado la oportunidad de volver a empezar y sólo puedes hacerlo una vez que hayas eliminado todo ello.

Si ya estás libre de deudas, puedes hacer los movimientos inteligentes de dinero que siempre desaste poder hacer, como comprar una propiedad en un área en desarrollo, volver a la universidad, establecer un plan de ahorro de educación para tus hijos, o abrir un fondo de inversión. Ya eres la envidia financiera de todos tus amigos; Ahora sé la envidia de ti mismo.

8. Guarda el dinero suficiente para sobrevivir en el futuro

Una vez satisfechas las deudas existentes, dirige tu atención a la planificación para el futuro. Maximiza tu planificación para el año y configura una cuenta de inversión adicional centrada en la jubilación con al menos un millón de euros, si tus ganancias lo permiten.

Si tu premio no fue de millones, guarda el 50 por ciento de lo que quede después de poner a cero tus deudas. Al menos de esta manera, tendrás un colchón de seguridad si las cosas no salen según lo planeado en el futuro.

James Lake, vicepresidente de Guardian Life, ofrece su enfoque para manejar este aspecto.

«Sume sus gastos básicos y cree una ‘pensión personal’ para al menos cubrir esos gastos», dice. «Imagínese cuando se jubile y sepa que, sin importar cuánto tiempo viva, sus necesidades básicas siempre estarán cubiertas. ¿Cómo sabe que se encuentra en una situación óptima? Los riesgos en la jubilación se neutralizan».

9. Crea un presupuesto para administrar el dinero

El secreto para mantenerse rico, como te dirían una gran cantidad de personas ricas, es observar lo que se gasta mientras cuidas tu presupuesto. Es posible que pienses que tienes más dinero del que podrías gastar, pero los ganadores de la lotería terminan en bancarrota con regularidad porque no tenían ninguna estructura y se dejaban llevar por la impulsividad del millonario.

Chuck Mattiucci, vicepresidente de Fort Pitt Capital Group, aboga por adherirse a un presupuesto como el que tenías antes de estar forrado.

«Aunque hayas ganado una gran cantidad de dinero, es esencial desarrollar una base y mantener un presupuesto», explica. «Determina cuánto puedes gastarse en gastos mensuales, cuánto ahorrar y cuánto puede asignarse a fondos discrecionales o de inversión. Crear y mantener un presupuesto es una forma de tener éxito y garantizar que el dinero dure más que la emoción de cuando llegó a tu vida «.

10. Aléjate de los aprovechados

Múdate a un nuevo barrio, cambia y haz que tus números de teléfono sean privados, y aumenta la seguridad en las cuentas de las redes sociales. Eso es lo que haría un buen un ganador del premio gordo. También elimina a todas esas personas tóxicas que nunca estuvieron cerca, pero que de repente muestran sus caras. No gracias.

Mattiucci agrega: «Rodéate de personas que tengan sus mejores intereses en mente. Cuando tienes pasta, todo tipo de personas pueden salir de debajo de las piedras para «apoyarte», y, aunque no todos lo harán, algunas personas querrán aprovarse de ti. Saber sobre los motivos ocultos de otros es una realidad difícil de enfrentar cuando se tiene un alto patrimonio, pero es necesario «.

11. Haz las maletas y sal de tu zona de confort

Han pasado muchas cosas en las últimas semanas, como ganar la lotería, dejar tu trabajo, mejorar tus finanzas y esquivar todas las compras de dinero, y ahora es el momento de relajarse. Elige el lugar al que siempre quisiste ir , apaga tu teléfono, sube a un avión (de primera clase, por supuesto) y relájate. Todo el caos que dejaste atrás estará allí cuando regreses, pero por ahora sólo disfruta del mojito.

12. Cambiar la vida de un ser querido

Una forma idealista de distribuir tu premio sería reunir a 10 de mis amigos y familiares y entregarles cheques que camben sus vidas. Esto eliminará cualquier incomodidad que pudiera haber ocurrido si pidieran un préstamo o un regalo directamente, y, en realidad ¿cuál es el obejtivo de tener todo ese dinero y el estilo de vida que conlleva si las personas que amas ya no pueden aguantarte el ritmo?

Hazles a todos firmar documentos legales que dicten cómo lo gastarían: saldarían todas sus deudas, establecerían fondos para la jubilación y la universidad y realizarían al menos una inversión a largo plazo, y, con lo restante, hacer lo que les plazca. Con una nota de agradecimiento por su parte es suficiente.

13. Ir de compras y darte un capricho, pero sin exagerar

Es fácil comprar hasta hartarse después de reclamar todo ese dinero, pero es una trampa: un juego de tontos que solo satisfacerá tus impulsos y hará una gran mella en tus ganancias.

Consiéntete algunas cosas que han estado en tu lista de siempre, pero intente ahogar tu deseo de poseer todo lo que el dinero puede comprar. Puede ser útil consultar a un confidente cuando sientas la necesidad de comprar. Una persona en la que confías para que te diga que «dejes de ser un idiota, no necesitas esto o aquello». Si no tienes un amigo así, haz uno. Es genial tenerlos, ganadores de lotería o no.

14. Vetar algunas organizaciones benéficas locales para proporcionar donaciones

Mejor donar a organizaciones locales en lugar de organizaciones benéficas corporativas porque siempre hay posibilidades de que estas últimas no utilicen el dinero lo mejor que puedan. Sea cierto o no, piensa en invertir en tu propia comunidad, como colaborar con el refugio de animales o al banco de alimentos local, o ayudar a financiar un proyecto que mejorará la calidad de vida de los residentes, donde podrás ver tu dinero en acción.

15. Planifica un legado duradero

¿Qué legado dejarás cuando mueras? Como ganador de la lotería, tienes la oportunidad de generar un impacto real: después de todo, el dinero hace girar al mundo, así que intenta vivir tu mejor vida con la suerte que te han dado, dedícate a todo lo que siempre quisiste dedicarte, escribe un libro, conviertete en un nómada. Comparte la riqueza, también.

No con todos, pero al menos establece con tu familia inmediata (hijos y nietos, específicamente) un plan de herencias y fondos fiduciarios.

Pero todo ello sin presión. Si, llegado el momento, esperemos que muy de viejo, y tienes seis meses de vida y quieres irte a lo grande y con cero euros en el banco, también está bien. Y, ante todo, disfruta del viaje, tu vida será una sala VIP constante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*